LOS ESTEREOTIPOS NO SE HAN IDO, MUTARON

Tengo una semana reflexionando sobre la moda y los estereotipos porque en mi cabeza retumban los mensajes que recibo a diario.  «Que si la moda es para flacas, que si solo las jovencitas pueden usar minifalda» entre otros tabúes que por años han sido motivo de discusiones entre amigos y familiares y ahora digitales.

Aclaro, creo que definitivamente, ya se han ganado varias batallas  pero la guerra pareciera ser interminable porque los estereotipos no se han ido solo han mutado y te explico por qué.

Los prejuicios  y juicios digitales

Son 500 millones de usuarios activos en Instagram hoy y la moda como la belleza se colocan en las primeras posiciones de los contenidos que más se consumen en esta red.

Por otro lado, está TikTok y el incremento considerable de contenido con valor y educativo que, desde que la red se volvió tendencia en el 2020, no ha dejado de evolucionar y de enriquecernos todos los días.

 Lo que quiero decir con esto es que, por información, tips o hacks de moda no paramos. En la red está todo lo que necesitas para reinventar tu imagen sin importar tu talla o tu edad.

Pero pareciera que esto no es suficiente. Las preguntas siguen y la necesidad de ser vistos incrementa. El sentimiento de inferioridad impera, sobre todo en las comunidades conformadas por mujeres y es que una vez más la lucha por la perfección no cesa. Desafortunadamente solo cambia. 

El ideal ya no es un cuerpo perfecto y joven, si no es una mujer que lo tiene todo. Riqueza, una vida familiar perfecta. Éxito y por si fuera poco un cuerpo atractivo acompañado de un carisma envidiable.   El ideal ya no se llaman modelos, ahora se llaman influencers.

Las influencers de Instagram o Tiktok parecieran personas normales que por un golpe de suerte ahora tienen acceso  GRATIS a viajes, comida y productos que facilitan que su imagen luzca impecable siempre. Algo a lo que la mayoría aspiramos.

Eso sí, en muchas, en ocasiones, reflejan emociones similares a la de sus espectadores, tristeza, desesperación, ansiedad que los vuelven más cercanos y que hacen que nos obsesionemos todavía más con sus looks y vidas extraordinarias y no está mal. Es la vida que eligieron tener.

Te aseguro que muchas de ellas, están donde tú estás ahorita leyendo estas líneas y decidieron hacer un cambio y hoy están viviendo el resultado.

Claro que hay muchas que están comprometidas con lo que hacen y que su intención es genuina. Otras que están ajenas a lo que sucede en el exterior y también se vale porque aquí todo es de elección.

Todas tienen algo en común y es que por amor o por tendencia generan contenido a diario, con valor para su audiencia buscando obtener un resultado ya sean seguidores o un cambio, pero el punto es ser recordados.

Las redes son una pasarela digital y las influencers son las modelas que desfilan en ella. Esto la moda ya lo sabe y ha recreado nuevos estereotipos que se retroalimentan y reconstruyen nuevas formas de expresar el FASHION. Esto la industria lo sabe y lo está controlando y  por eso te digo que los estereotipos no se acabaron, solo mutaron.

Los New Role Models

Los estereotipos son el resultado de esos juicios y prejuicios sociales que van y vienen con los años. Repito hoy muchos de los que antaño ya no son aceptados, pero eso no quiere decir que se hayan acabado.

Solo con observar la dinámica de Instagram o de Twitter te das cuenta como ya todos nos hemos convertido en jueces digitales de lo imperfectamente perfecto y es aquí donde comienza el problema. Al querer evitar ser cancelado, nos exigimos tanto que es inevitable no juzgarnos y juzgar a otros. 

Aquí entramos los amantes de la moda, los que “conocemos de estilo, color y morfología” ¿No te has dado cuenta de que las asesoras de imagen nunca habían sido tan populares?

Estamos hablando de una profesión que tiene años, décadas, pero que como tiene un “certificado” lo percibimos como el salvavidas que servirá para mitigar el daño. Así es, los asesores somos los nuevos psicólogos digitales a los que recurrimos para evadir el sentirnos AHOGADOS por la confusión entre lo que pensamos y hacia dónde vamos.

No es que no sepas cual es tu estilo, lo que no tienes claro es como cumplir con esa idea de perfección digital que nosotros mismos hemos montado. Los estilos son 10, ni uno menos que el otro, pero se nos ha olvidado.

Del uno al diez ¿cuánto te deje pensando?

Tal vez la lucha por erradicar los estereotipos nunca la acabes, pero sí puedes controlar lo que dices, lo que eres y lo que haces. Vuelve a ser tú y recupera tu capacidad de decidir.

No juzgues porque cuando lo haces, te juzgas a ti mismo y a todo lo que representas.

Aprende a admirar y no a copiar. Porque cuando copias, renuncias a tu esencia y a todo lo que por default representas. 

Y cuando estés lista y con un plan, búscame o busca apoyo.  Cuéntame tus objetivos y dime como puedo sumar en ese proyecto que ya visualizaste.

4 Comments

  • NORITH DE JESUS RECENDEZ SANTILLAN
    1 año ago Reply

    Cómo siempre tus comentarios son top me encanta leerte

    • Diva Lomas
      1 año ago Reply

      Gracias! se hace lo que se puede. Espero esto funcione para varias.

  • Yucsiry Molina
    1 año ago Reply

    Así es, queremos imitar «lo que es perfecto» perdiendo nuestra propia esencia y gustos.
    Nuestra idea de artistas ha cambiado, ya los influencers son personas del espectáculo,

    • Diva Lomas
      1 año ago Reply

      Y todos en realidad somos influencers. Eso es lo mágico.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search