MIS PRIMEROS MANOLO

No one knows shoes like Carrie Bradshaw (nadie sabe mas de zapatos que Carrie Bradshaw)
Era el encabezado de aquel artículo de la revista Vogue que una vez más alimentaba mis recuerdos y fanstasías por Sex & The City show. No es para menos y es que, al hablar de ZAPATOS y CARRIE, no podemos evitar no pensar en Manolo Blahnik.

Para las fans de la serie y el personaje, Manolo Blahnik es una religión ya que forma parte de la esencia de Carrie Bradshaw. Hoy, en estas lineas, quiero compartir las emociones que viví al recibir mi primer par. 


Comprar zapatos de diseñador es toda una experiencia que te llena de emociones como poder, éxito e incluso validación pero comprar tu primer par de Manolos siendo Carrie Fan es otro boleto. 


Para empezar, encontrarlos fue una casualidad que se dió mientras buscaba la reseña de los stiletto de Louboutin. Como era de esperarse, los adds no dejaron de saltar después de teclear el término en el celular (gosh, they can read minds) Al cabo de unos minutos, ahi estaban, como si hubieran estado esperando por mi.

No es broma, era como sí me hablaran, ya que, honestamente, siempre ignoro la publicidad digital. 

Indiscutiblemente, la marca fue lo que me hizo dar click al sitio con toda la intención de ver la oferta. Prometo que por curiosa entre a la descripción y otra vez, el destino conspiro a mi favor pues eran mi talla.  


Después de leer las políticas y devoluciones, tome la decisión de comprarlos. Total, si no me gustaban ( o no eran originales ) los podía devolver. 

Pasaron 3 días y recibí la caja. Honestamente, no esperaba nada pero cuando la abrí algo se movió en mi interior y nada tenía que ver con poder, clase o la validación.

Si bien es cierto, no existió el factor «nuevo» en esta compra, todo era perfecto para mi. Cabe mencionar que los adquirí por The Real Real, un sitio de ventas de segunda mano por internet.


Mientras los desempacaba e iba descubriendo su negro charol, mi cabeza dibujaba al mismo tiempo los recuerdos de historias que alguna vez me conté mientras veía la serie. Nostalgia es lo que mas se acerca a definir lo que sentí, creo. 

Me los probé. Ya ven que se dice que los zapatos de diseñador nunca vienen de tu talla pero estos eran perfectos para mi pie.

Debo confesar que sentirlos tan míos fue la reconfirmación de quien era yo y el recordatorio de mi hacia donde voy. Como un dato curioso, los primeros Manolo de Carrie también fueron usados pero ella no dejo de trabajar por unos que fueran solo de ella. 

Hoy este personaje forma parte de la historia del fashion mundial y Manolo con ella ¡qué increíble ironía! 

Gracias por este empujón Carrie. Sigamos trabajando y caminando el camino que construye mi propia historia.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search